PROCRASTINACIÓN Y SERENDIPIA


"El tiempo de Arquypiélago discurre entre la procrastinación y la serendipia. No aceptamos las ventajas de la anticipación, ni las virtudes de la constancia como leyes universales. La isla nos impone ritmos menos intuitivos.
A veces nos resulta mejor dejar para mañana lo que podemos hacer mal hoy. Otras veces dejamos al azar lo que no acertamos a desvelar con el método. Al fin y al cabo, entre el pensamiento dominante, alguien tiene que velar por los lunes al Sol"