viernes, 18 de enero de 2013

Hacia la agroecología


Olivier De Schutter, Relator Especial sobre el Derecho a la alimentación de las Naciones Unidas, apoya un cambio fundamental en la agricultura hacia la agroecología como una manera de impulsar la producción alimentaria y mejorar la situación de los entornos más desfavorecidos. 
La agroecología  se basa en la aplicación de los conceptos y principios de la ecología al diseño, desarrollo y gestión de sistemas agrícolas sostenibles. Según el informe de Schutter, esta disciplina aumenta la productividad sobre el terreno, reduce la pobreza rural y contribuye a mejorar la nutrición, así como a la mitigación del cambio climático. Además, destaca la importancia de la participación y la formación de los pequeños agricultores y propone políticas públicas para la propagación de esta disciplina, entre las que se incluyen "dar prioridad, en el gasto público, a la contratación de bienes públicos, en lugar de limitarse a ofrecer subvenciones a los insumos; invertir en el conocimiento mediante la reinversión en investigación agrícola y servicios de extensión; invertir en formas de organización social que fomenten las asociaciones, como las escuelas rurales para agricultores y las redes de colaboración de los movimientos de agricultores encaminadas a la innovación; y crear un entorno macroeconómico propicio, por ejemplo poniendo en contacto las explotaciones agrícolas sostenibles con los mercados justos". 
El informe nos aporta datos tan positivos como que a escala de los pequeños agricultores, se puede duplicar la producción de alimentos en un plazo de diez años en regiones críticas mediante el uso de técnicas ecológicas.

1 comentario:

  1. Hay que ver, hay que ver... después de décadas de meternos en la cabeza aquella historia de las grandes plantaciones como la panacea para la agricultura, ahora resulta que la producción a pequeña escala es la más adecuada. Como diría la tradición oral "para este viaje no se precisan tantas alforjas"

    ResponderEliminar